Audífonos
retroauriculares

Los audífonos retroauriculares son los tipos de audífonos más comunes hoy en día y se caracterizan por ir colocados detrás de la oreja.

Dependiendo del tipo de audífono retroauricular, podemos encontrar pequeñas diferencias en cuanto a la ubicación de los componentes.

Existen actualmente dos tipos de audífonos que se colocan detrás de la oreja: audífonos BTE y audífonos RIC/RIE.

Ver audífonos

Cómo funcionan los audífonos retroauriculares

Los audífonos retroauriculares captan el sonido a través del micrófono y su circuito electrónico integrado lo procesa y elimina los ruidos e interferencias que puedan intervenir durante el proceso.Después, el sonido es amplificado y enviado hacia el canal auditivo a través de un pequeño tubo, hasta que finalmente llega al tímpano del usuario.

Los elementos de los audífonos BTE están ubicados en una carcasa de plástico, mientras que en los audífonos RIC o RIE, cuentan con una carcasa que contiene el amplificador y el micrófono. Esta carcasa se conecta mediante un pequeño tubo blando y flexible que – dependiendo del tipo – puede finalizar ya sea con un dome o con un molde personalizado.

Además de este tipo de audífonos, también podemos encontrar otros modelos como los audífonos invisibles.

Hoy en día los avances tecnológicos han hecho que algunos modelos tengan batería recargable mediante USB y cuenten con conectividad Bluetooth

Tipos de audífonos retroauriculares

Audífonos BTE

Son llamados así por sus siglas de su nombre en inglés (Behind The Ear) que significa “detrás de la oreja” y se caracterizan por alojar todos sus componentes (micrófono, amplificador y altavoz) dentro de la carcasa que va situada en la parte externa del oído.

Dependiendo de la condición del paciente, la carcasa puede estar conectada a un tubo pequeño que se une al final a un acoplador o a un tubo un poco más grueso en cuyo extremo se ubica un molde hecho a medida que se ajusta al canal auditivo.

Este tipo de audífono es recomendado a pacientes con problemas auditivos desde severos hasta profundos, siendo estos últimos los casos que más demandan su elección, gracias a que ofrecen un alto grado de amplificación.

Aunque este tipo de audífono tiene un tamaño mayor en comparación con otros dispositivos, los avances en cuanto a diseño y estilo han hecho que sean cada vez más estéticos y discretos.

Audífonos RIE o RIC

Son llamados así por sus iniciales en inglés (Receiver Into Ear) que significa “receptor dentro de la oreja”.

Se caracterizan por tener una carcasa mucho más pequeña que se coloca detrás de la oreja. En esta carcasa se encuentran todos sus componentes a excepción del auricular, que se ubica directamente en el canal auditivo.

Los RIE son recomendados para pacientes con pérdidas auditivas de leves a severas. Gracias a que no cierran el canal auditivo por completo, proporcionan una sensación auditiva sin distorsiones.

Además de los audífonos RIE, podemos encontrarlo en una versión más pequeña, miniRITE. Ofrecen la misma experiencia, solo que tienen una carcasa aún más pequeña.

Ambos modelos son prácticamente imperceptibles a simple vista y hoy en día las marcas de audífonos ofrecen una gran variedad de colores.

Principales diferencias entre los BTE y los RITE/RIC

  1. Los BTE tienen el auricular dentro de la carcasa que descansa detrás de la oreja, mientras que en los RITE se encuentra conectado al final del tubo o cable conductor que va dentro del canal auditivo.
  2. Los audífonos BTE tienen un tamaño y peso superiores a los audífonos RITE/RIC.
  3. Para pérdidas auditivas profundas, los audífonos BTE poseen un grado de efectividad más alto que los audífonos RITE, ya que brindan una mayor potencia.
  4. A diferencia de los audífonos RIE, la carcasa de los BTE permite albergar más funciones y en algunos casos un mejor manejo debido a su tamaño.
  5. Los componentes de los audífonos BTE están menos expuestos al cerumen y humedad que los de los audífonos RIE.
Ver audífonos retroauriculares