Ototubaritis: síntomas, causas y tratamiento

Los problemas auditivos tienen muchas causas, y una de estas son las infecciones de oído. Una de estas infecciones es la ototubaritis, que afecta al oído medio.

Para evitar que puedas actuar a tiempo y evitar complicaciones mayores, te contamos qué es la ototubaritis, síntomas y tratamiento para esta infección, y cuáles son sus causas.

Ototubaritis

La ototubaritis es una infección auditiva leve, que se produce más comúnmente en niños de corta edad, produciendo la inflamación del oído medio.

La infección se debe a un problema en las trompas de Eustaquio, el tubo que conecta la garganta con el oído medio; este tubo debe abrirse al estornudar, tragar o toser, para evitar la acumulación de líquido y la presión del aire en el oído. Cuando las trompas de Eustaquio se obstruyen o se inflaman, los sonidos se amortiguan y se presenta el dolor de oído.

La inflamación se produce por la acción de virus y bacterias que se encuentran en el ambiente y entran al organismo por las vías respiratorias.

Lo más importante acerca de la ototubaritis es que esta puede causar problemas en el sistema auditivo, tales como hipoacusia o acúfenos. No obstante, suelen tratarse de molestias momentáneas que desaparecen al reducir la hinchazón.

Síntomas de la ototubaritis

La ototubaritis y la otitis son infecciones muy parecidas, siendo esta última a veces una consecuencia de la primera; en este sentido, comparten muchos de los síntomas. Si notas algunos de los siguientes signos, podrías tener ototubaritis:

  • Dolor de cabeza fuerte.
  • Inflamación y dolor de oído.
  • Falta de equilibrio.
  • Exceso de cera en el oído.
  • Acumulación de líquido en los oídos.
  • Tinnitus.
  • Secreciones en los oídos.
  • Hipersensibilidad a los ruidos.
  • Picor e hinchazón de oídos.
  • Mareos o vértigo.
  • Pérdida de audición temporal.

Al tratarse de una infección, también es posible que estos síntomas vayan acompañados con fiebre, en cuyo caso deberá consultarse con un otorrino lo antes posible.

La ototubaritis es común en niños

También deberás acudir a consulta si pasado unos días estos síntomas no desaparecen de forma espontánea.



Causas de la ototubaritis

Como mencionamos anteriormente, la ototubaritis se debe a virus y bacterias que infectan las trompas de Eustaquio. Otro de los agentes causantes es un exceso de secreciones salivares o mucosas.

Por otro lado, algunas personas son más propensas a sufrir de ototubaritis:

  • Niños, ya que sus trompas de Eustaquio son más rectas y cortas, facilitando que los gérmenes lleguen al oído medio; además, su sistema inmunitario no está completamente desarrollado.
  • Personas que fuman, pues esta actividad daña las los cilios respiratorios, los encargados de limpiar las mucosas.
  • Personas que padecen obsesidad, porque los depósitos de grasa alrededor de las trompas de Eustaquio podrían ocasionar su disfunción.

Otras de las causas incluyen:

  • Reacciones en las mucosas por resfriados, infección en las vías respiratorias, exceso de cera en el oído o cambios bruscos de temperatura.
  • Problemas mecánicos. como las hipertrofias amigdalares o los tumores benignos.
  • Síndrome de Cherry o reflujo faringolaríngeo.

Tratamiento de la ototubaritis

Si existen complicaciones, será necesario hacer un seguimiento de la evolución de la ototubaritis y ver si está instalada en el oído, para lo que se realiza una otoscopia. Además, se recomienda una audiometría para determinar si existe algún déficit auditivo.

Una vez se sepa el estado de la ototubaritis, se podrá prescribir un tratamiento; para ello, es necesario conocer también la patología que la haya causado.

Cómo tratar la ototubaritis

De esta forma, el otorrino sabrá si lo que debe recetar es antibióticos, antihistamínicos o antinflamatorios; si el paciente presenta exceso de mucosidad, también recetará un mucolítico o descongestionante.

Por lo general, la ototubaritis no dura más de tres semanas y empieza a remitir a partir del sexto día de tratamiento. Como secuelas graves y si no se trata a tiempo, puede desembocar en pérdida auditiva.


Deja un comentario