Remedios caseros para aliviar el dolor de oído

Las infecciones en el oído pueden ser insoportables y no es posible hacerlas desaparecer de un día para el otro. Mientras esperas la consulta con el otorrino, ¿por qué no intentar uno de estos remedios caseros para el dolor de oído?

Por supuesto, los remedios naturales no pueden sustituir un tratamiento médico, pero te ayudarán a sobrellevar el dolor. Te contamos cuáles son los métodos caseros más seguros para tratar de aliviar las molestias de oído.

¿A qué se debe el dolor de oído?

La causa más común del dolor de oído es la otitis, ya que esta infección hace que el oído se inflame y se acumule la presión. Esta puede venir acompañada de otros síntomas como dolor de garganta o presión de los senos nasales.

El dolor de oído puede aliviarse con ciertos remedios naturales

Sin embargo, no todas las infecciones son bacterianas y una persona no debería tomar antibióticos sin receta médica. En lo que acudes a consulta, lo mejor para evitar perjuicios es limitarse a probar remedios caseros para el dolor de oído.

Por supuesto, una infección de oído no está siempre detrás de esta molestia. Otras causas incluyen:

  • Dolor referido.
  • Condiciones crónicas.
  • Infecciones de la piel.
  • Reacciones alérgicas.
  • Presión atmosférica.
  • Agua acumulada.

5 remedios caseros para el dolor de oído

Estos métodos naturales para el dolor de oído cuentan con propiedades antiinflamatorias y antibióticas, pero no son sustitutos de ningún medicamento.

Remedios naturales para aliviar el dolor de oído

Si el dolor no es grave o solo quieres aliviarlo en lo que esperas que haga efecto otro tratamiento, entonces puedes intentar las siguientes recetas.

Vapor de manzanilla

Además de ser relajante, la manzanilla es un excelente descongestionante, facilitando la salida de las secreciones de la nariz y del oído. A su vez, reduce la presión, hidrata los canales y alivia el dolor de oído.

Este tratamiento casero se aplica por inhalación: para hacerlo, coloca unas gotas de manzanilla en un balde con agua hirviendo, coloca una toalla por encima de tu cabeza e inhala el vapor.

También puedes acompañar la infusión con la planta seca o algunas hojas de eucalipto.

Aceite de ajo

El ajo es un excelente analgésico y puede reducir el dolor, pero también es antibiótico, por lo que incluso puede ayudarte a contrarrestar la infección.

El tratamiento consiste en triturar un diente de ajo, colocarlo en un recipiente con dos cucharadas de aceite de sésamo e introducirlo en el microondas por 2 o 3 minutos, luego colar la mezcla.

Deberás aplicarte unas dos gotas de este aceite en cada oído.

Cebollas

Existen muchos alimentos que son beneficiosos para el oído: entre ellos está la cebolla, que ayuda a aliviar el dolor y contrarrestar la infección, con propiedades parecidas al ajo. Pero, al igual que el ajo, no son sustituto de los antibióticos recetados.

La cebolla es un remedio natural para aliviar el dolor de oído

De cualquier manera, la receta consiste en calentar una cebolla en el microondas durante dos minutos y después colar el líquido.

Luego, aplica varias gotas en el oído y recuéstate durante 10 minutos; finalmente, deja que el líquido fluya fuera del oído y repite de ser necesario.

Leche materna

La leche materna tiene propiedades antimicrobianas e incluso puede adaptarse a los microbios específicos a los que el bebé está expuesto, por lo que es uno de los mejores remedios naturales. Algunas investigaciones incluso sugieren que esta leche podría seguir ayudando a adultos.

En este sentido, la aplicación tópica puede ayudar a aliviar el dolor de oído, y lo mejor es que no tiene ningún efecto secundario que pueda agravar la molestia. Solo debes dejar caer algunas gotas en cada oído y repetir cada ciertas horas.

En el caso de los bebés y los niños, seguir tomando leche materna les dará mayor beneficio.

Compresas

Algunas personas recomiendan utilizar compresas frías o utilizar compresas calientes: ambas son igual de efectivas. En cualquier caso, la temperatura deberá ser agradable y tendrás que aplicar la compresa sobre el oído durante 20 minutos.

Por otro lado, hay quien recomienda ir alternando entre compresas frías y calientes, 20 minutos cada una, para un mayor alivio.

¿Cuándo acudir con un profesional?

Remedios caseros y naturales que pueden aliviar tus molestias en el oído

Acudir a un otorrino debería ser tu primera opción ante el dolor de oído, aunque también es cierto que ciertas infecciones pueden tratarse en casa. Si notas estos síntomas, acude de forma urgente al médico:

  • Has notado fiebre, dolor de cabeza o vértigo.
  • Fluyen líquidos del oído, como pus o sangre.
  • Los síntomas se agravan o no desaparecen pasadas 48 horas.
  • Hay pérdida auditiva.
  • Tienes hinchazón detrás de la oreja o incluso te cuesta mover la musculatura.
  • El dolor es intenso, pero se detiene repentinamente.

El especialista realizará diversas pruebas para determinar si existe una infección, la membrana del tímpano se rompió o si existe otra complicación que esté causando el dolor de oído. Una vez identificada la causa, podrá recetarte el tratamiento adecuado.

En el caso de los niños menores de 2 años, sí recomendamos acudir al pediatra cuánto antes. Y si notas que la pérdida de audición empieza a agravarse o hacerse crónica, acude a un audiólogo para que pueda revisar tu salud auditiva.



Preguntas frecuentes

¿Los remedios caseros para el dolor de oído funcionan?

Los remedios caseros funcionan para aliviar el dolor, pero nunca para curar la infección. Lo mejor es consultar con el especialista, quien podría recomendarte utilizarlos para reducir el dolor en lo que los antibióticos hacen efecto.

¿Qué remedio casero no se recomienda?

Uno de los remedios caseros más compartidos en internet consiste en cortar una raíz de jengibre, hacerle pequeños cortes e introducirlo en el oído. Sin embargo, los especialistas consideran que introducir objetos en el oído podría empeorar la infección e incluso lastimar el tímpano y para nada lo recomiendan.

Deja un comentario