¿Cómo funciona el oído humano?

La audición es parte importante de nuestro día a día y cualquier problema con ella puede afectar tu calidad de vida. Pero el sistema auditivo puede ser algo complejo, por lo que entender cómo funciona el oído es esencial para protegerlo.

Es por ello que hoy vamos explicarte todo acerca del funcionamiento de esta parte del cuerpo; desde su anatomía hasta el recorrido que hace el sonido para que puedas percibirlo.

¿Qué es el oído?

El oído es un órgano importante el cuerpo humano, ya que gracias a él podemos detectar el habla y otros sonidos; se encarga de recibir las ondas sonoras del exterior y transmitírselas al cerebro para que las interprete. En este sentido, juega un papel clave en la comunicación.

Por su parte, una parte del oído se encarga también del sentido del equilibrio. Tomando en cuenta sus dos funciones, al oído se le conoce también como órgano vestibulococlear.

Partes del oído

Para que el sonido llegue desde el exterior hasta tu cerebro, debe recorrer un largo camino. Así, el oído se compone de tres zonas anatómicas:

Oído interno

Es el encargado de transformar las ondas sonoras en impulsos eléctricos para que sean interpretados por el cerebro.

Se compone por los canales semicirculares y la cóclea, siendo esta última el órgano principal de la audición, la cual tiene forma de concha de caracol. Los canales semicirculares se encargan del equilibrio.

Oído medio

Su función es amplificar y transmitir que le llegan desde el oído externo hacia el oído interno. Aquí es donde se forman la mayoría de las infecciones.

Está separado del oído externo por el tímpano, y además consta de tres huesos minúsculos; martillo, yunque y estribo, también conocidos como “huesillos”.

Estos huesillos funcionan como un puente que vibra en respuesta al tímpano, amplificando y conduciendo el sonido.



Oído externo

El oído externo es la parte visible, más comúnmente conocido como la oreja. Su trabajo es recoger las ondas sonoras y transmitirlas al oído medio, a la vez que lo protege del exterior.

Sus partes son la aurícula (la oreja), el canal auditivo y la membrana del tímpano; está última es la que convierte el sonido en vibraciones y la que se conecta con el oído medio.

¿Cómo funciona el oído?

Una vez que conozcas las partes del oído, entender su funcionamiento es mucho más sencillo. En concreto, podemos resumirlo en seis pasos:

  1. Las ondas sonoras viajan por el aire y entran al conducto auditivo, alcanzando al tímpano.
  2. La membrana del tímpano vibra como respuesta al choque de las ondas sonoras.
  3. Los movimientos del tímpano hacen que también vibren los huesillos, amplificando el sonido.
  4. Estas vibraciones hacen que el líquido del oído interno se mueva, lo que hace doblar las pequeñas células pilosas o ciliadas en la cóclea.
  5. Cuando las células ciliadas se mueven, producen señales químicas que envían al nervio auditivo.
  6. El nervio auditivo convierte estas señales en impulsos eléctricos que le comunica al cerebro, el cual interpreta los sonidos.

¿Cómo ayuda el oído al equilibrio?

La audición es la función más reconocida del oído, pero no muchas personas saben que este órgano también ayuda a mantener el equilibrio. En particular, es el oído interno el encargado de esto.

Dentro de los canales semicirculares se encuentran unas “piedras” de calcio que son susceptibles al movimiento. A medida que la persona se mueve, estas piedras también lo hacen y le ayudan al cerebro a reconocer los movimientos y los cambios de posición.



Preguntas frecuentes

¿Cómo saber si tu oído está mal?

Cualquier actividad fuera de lo normal puede ser señal de un problema en el oído. Debemos consultar con el médico al presentar dolor en el oído, secreción de pus, zumbidos o acúfenos en el oído, un vértigo que no mejora, o una pérdida auditiva.

¿Cuáles son los daños que puede sufrir el oído?

Las infecciones son las enfermedades más comunes del oído, las cuales se producen principalmente en el oído medio. Sin embargo, también existe la ruptura del tímpano, el síndrome de Ménière, algunos tumores; algunas son más graves que otras y debemos estar atentos a los síntomas.


Artículos relacionados con las funciones del oído

Deja un comentario