Tratamientos para corregir la hipoacusia

Más de 2 millones de personas en España padecen pérdida auditiva. Por ello, existen diferentes tratamientos para corregir la hipoacusia que pueden hacer más fácil el día a día de quienes la padecen.

En este artículo te explicamos cuáles son las principales ayudas técnicas que se implementan en el tratamiento de la pérdida auditiva, según el grado y tipo.

Cómo corregir la hipoacusia

Los tratamientos no farmacológicos para adaptar y amplificar la audición son:

  • Intervención quirúrgica, de dos tipos: implante coclear o implante osteointegrado. Se instala, bajo la piel del oído, el dispositivo que estimula los huesos de la cóclea y del oído interno, para facilitar la recepción y procesamiento de las ondas acústicas.
  • Prótesis externas. Los audífonos son dispositivos adaptados al oído del paciente, en función de su pérdida auditiva y su anatomía. Se pueden programar, ajustar o quitar fácilmente, en función de las necesidades del usuario en cada momento.

Tipos y grados de hipoacusia

La pérdida auditiva puede llegar por diferentes causas: por ello, cada persona con hipoacusia recibe un diagnóstico preciso de su propia patología, porque a cada uno le afecta de una forma. Tener en cuenta su origen y grado de afección es determinante a la hora de decantarnos por uno u otro tratamiento.

Según donde se ubique el daño, esta es la clasificación de los tipos de hipoacusia:

  • Hipoacusia neurosensorial. Es la más común. Se diagnostica cuando se el daño se encuentra en el oído interno.
  • Hipoacusia conductiva. El origen del daño se percibe en el oído medio o en el oído externo.
  • Hipoacusia mixta. Cuando la patología tiene causa tanto neurosensorial como conductiva; es decir, la afección se ubica en el oído interno, en el oído medio y en el oído externo.

Teniendo en cuenta nuestras propias preferencias, y en función del grado y tipo de pérdida auditiva, el especialista será quien nos recomiende la mejor solución para nuestro caso.

Tratamiento quirúrgico para la pérdida de audición

La intervención quirúrgica para el tratamiento de la hipoacusia suele ser una opción recomendada en niños y neonatos, con pérdida auditiva profunda. Distinguimos dos tipos de implantes.

Tratamientos para pérdida auditiva, ¿cuál elegir?

Implantes cocleares

La cirugía coclear es una solución auditiva muy escogida para el tratamiento de hipoacusias profundas, de diagnóstico neurosensorial, mixta y bilateral. El médico puede aconsejar recurrir a la cirugía en aquellas hipoacusias que no pueden solventarse con prótesis externas.

En esta intervención quirúrgica se implanta, en el hueso de la cóclea, un procesador que estimula al nervio auditivo. Este dispositivo ubicado bajo la piel facilita la recepción de las ondas sonoras y las transforma en sonido.

Implantes osteointegrados

Este implante suele integrarse en edades tempranas, aunque puede prescribirse a cualquier edad. Por norma general, el especialista médico recomienda la cirugía osteointegrada en casos de sordera congénita, conductiva y profunda.

A diferencia del implante de cóclea, la cirugía osteointegrada permite captar el sonido ambiente para que éste llegue al nervio auditivo en forma de vibraciones. Estas vibraciones se transmiten al cerebro, que se encargará de interpretar la acústica percibida.

Audífonos: Prótesis auditivas externas

Por su discreción y comodidad, los audífonos son la solución auditiva más utilizada. Según su adaptación anatómica distinguimos diferentes tipos de audífonos:

  • BTE, (behind the ear). Es el tipo de audífono más conocido. Su gran potencia lo convierten en la opción más recomendada en hipoacusias profundas y severas.
  • RIC (receiver in the canal) y RITE (receiver in the ear). Estos audífonos se ubican de forma retroauricular tras la oreja, lo que hace que pasen desapercibidos. Por su comodidad y tecnología de alto rendimiento, es una de las prótesis más escogidas. 
  • Audífonos intrauriculares, IIC / ITC / ITE / CIC. Son los llamados ‘audífonos invisibles’ ya que se colocan completamente en el interior del oído y son imperceptibles a simple vista.

Además de la capacidad de amplificación y adaptación acústica, los audífonos incluyen prestaciones tecnológicas como batería recargable y conectividad Bluetooth, que nos permiten programar y recibir el sonido de otros dispositivos de control remoto directamente en el oído, de manera inalámbrica.

¿Qué solución es mejor para cada tipo de hipoacusia?

Ningún tratamiento para corregir la hipoacusia es mejor que otro. Simplemente, escoger el más adecuado depende de las preferencias y necesidades de cada persona, de su estilo de vida, su grado y tipo de pérdida auditiva.

Tratamientos para la pérdida auditiva

Aunque los audífonos son la solución auditiva más escogida, es probable que el médico especialista recomiende el tratamiento quirúrgico en hipoacusias muy profundas o totales; es decir, en situaciones donde el uso de audífonos puede resultar ineficaz.

En cualquier caso, la decisión final recae en el propio paciente que, junto al asesoramiento del audiólogo, podrá encontrar un tratamiento adaptado a su pérdida auditiva.

Deja un comentario