Las diferencias entre ‘sordo’ y ‘sordomudo’

Con frecuencia, los términos sordo y sordomudo suelen utilizarse como sinónimos, y es que ni siquiera la RAE deja claro cuáles son sus diferencias.

Sin embargo, sordo y sordomudo son conceptos muy diferentes, llegando a considerarse la palabra sordomudo como un término peyorativo.

En este artículo analizamos cuáles son las diferencias entre los conceptos de sordo y sordomudo, y por qué no pueden usarse como sinónimos.

Sordo y sordomudo, ¿qué significan?

Aunque sordo y sordomudo se han utilizado como sinónimos en muchas ocasiones, la realidad es que no significan lo mismo y no tiene por qué haber una relación entre uno y otro concepto.

Es habitual definir sordomudas como aquellas personas con pérdida auditiva que eligen la lengua de signos como comunicación predeterminada; sin embargo, emplear este tipo de lenguaje visual no guarda relación directa con la dificultad para la expresión oral.

Sordo o sordomudo, ¿cuál es la diferencia?

Pese a la indistinción que se suele hacer, la diferencia es clara: una persona sorda es aquella con pérdida auditiva; mientras que el término sordomudo carga una connotación negativa y en ningún contexto se considera apropiado su uso.

Sordo y sordomudo: diferencias según la RAE

Para entender el origen y uso de ambos términos, lo primero es valorar qué dice la RAE acerca de los términos sordo y sordomudo.

Entre las numerosas definiciones que incluye la RAE para la palabra sordo, destaca la que hace referencia a una persona ‘que padece pérdida auditiva en mayor o menor grado’

Pese a que la RAE recoge ambos términos a partir de las similitudes que podría compartir cada uno, la propia Comunidad Sorda ha expresado su desagrado con el uso del término sordomudo, por lo que podemos considerar que se trata de un término despectivo y, cada vez más, en desuso.



¿Cómo se comunican las personas con pérdida auditiva?

Aunque muchas personas sordas emplean la LSE en su día a día, la realidad es que la mayoría de personas con pérdida auditiva prefiere utilizar la comunicación verbal.

Persona sorda usando audífonos

En casos donde la hipoacusia aparece en una etapa prelocutiva, es más habitual que la persona presente mayores dificultades para utilizar la lengua oral. Es en estos casos donde parece más cómodo comunicarse de forma signada.

Por otro lado y, por muy normalizado que esté el uso del término, la palabra mudo referencia a la incapacidad para usar la comunicación oral, aunque también es un término cogido con pinzas cuyo uso adecuado dependerá de varios factores.

En conclusión, la diferencia entre sordo o sordomudo se halla, principalmente, en su uso: una persona sorda es aquella que no recibir el sonido con claridad, y la palabra sordomudo es un adjetivo que tiende usarse de forma despectiva, o desacertada, para definir a las personas sordas.



Preguntas frecuentes sobre los términos sordo y sordomudo

¿Una persona sorda puede hablar?

La mayoría de personas sordas o con pérdida auditiva desarrollan la comunicación oral sin problema gracias al apoyo de un logopeda y otros profesionales, aunque muchas eligen comunicarse exclusivamente mediante lengua de signos.

¿Cuál es la diferencia entre hipoacusia y sordera?

Aunque hipoacusia y sordera se consideran sinónimos, lo habitual es definir la sordera como la incapacidad total de audición, y hablar de hipoacusia cuando nos referimos a la pérdida auditiva parcial o profunda.

¿Cómo conducen las personas sordas?

Existen numerosas herramientas que sustiuyen las señales acústicas de la carretera por señales visuales, por lo que una persona con pérdida auditiva puede conducir sin problemas.

Deja un comentario