Síndrome tensional. Síntomas, causas y tratamientos

Las personas que pasan mucho tiempo frente al ordenador o expuestas a mucho estrés pueden sentir una contracción en algún músculo, debido al síndrome tensional.

Este dolor es algo que todos conocen, pero el síndrome tensional también puede desencadenar en problemas auditivos leves.

Sigue leyendo para descubrir cuáles son síntomas del síndrome tensional, sus causas y los tratamientos que puedes seguir para aliviarlo.

¿Qué es el síndrome tensional?

El síndrome tensional es la contractura de uno o varios músculos en la zona cervical. Es muy común en personas que pasan períodos prolongados de tiempo en una misma posición o que están sometidas a mucha presión.

El síndrome tensional puede provocar tinnitus o acúfenos

El dolor en el músculo es el primer signo del síndrome tensional, pero puede acarrear otros problemas, algunos de ellos auditivos; todo dependerá del lugar donde se produzcan estas contracturas.

Síntomas del síndrome tensional

El principal síntoma del síndrome tensional es un dolor en la zona cervical y el mal funcionamiento del músculo. Sin embargo, dependiendo de los músculos específicos que se vean afectados, podrían aparecer los siguientes síntomas:

  • Zumbidos en los oídos.
  • Dolor de cabeza.
  • Dolor de cuello.
  • Mareos y vértigo.
  • Hormigueo en las manos.

En el caso del dolor de cabeza, su intensidad es menor a la de una migraña, pero puede extenderse de 15 minutos a una semana.

Estos síntomas suelen producirse todos los días o varias veces a la semana. Incluso si los síntomas no son constantes, el síndrome tensional afecta la calidad de vida de la persona.

Causas del síndrome tensional

Aunque generalmente se debe a malas posiciones, también se ha demostrado que el estrés puede estar detrás de las contracturas. En este sentido, el síndrome tensional tiene dos principales causas: la física y la emocional.

Causas físicas

La mala postura es una de las principales causas del síndrome tensional, tanto en las horas de trabajo como de descanso. Así, entre las causas físicas encontramos:

  • Pasar mucho tiempo en una posición fija: sea frente al ordenador, recostado o en alguna otra posición, no moverse con frecuencia puede generar contracturas en los músculos.
  • Costumbres al dormir: una mala postura al dormir tiene importantes consecuencias en la salud, siendo una de ellas el síndrome tensional. El exceso de almohadas nos hará posicionar mal el cuello, ocasionando contracturas cervicales.
  • Colchón: ciertos tipos de colchones no favorecen la postura, como los colchones muy rígidos o los colchones de muelle. Estos no permiten adaptar la postura de forma libre, lo que produce alteraciones osteomusculares.

Causas emocionales

Síntomas. causas y tratamientos del síndrome tensional

Por otro lado, el estrés y la depresión son agentes causantes del síndrome tensional. Este estado impide a las personas descansar lo suficiente por estar siempre en tensión, por lo que cualquier movimiento podría causar una contractura muscular.

Tratamientos del síndrome tensional

Lo primero que debes hacer al presenciar los síntomas del síndrome tensional es acudir con un especialista médico, que podrá identificar el problema que lo causa y ponerle solución.

Por ejemplo, es posible que debas cambiar de colchón o de almohada. Si la causa es emocional, entonces tendrás que acudir con un terapeuta para afrontar el problema de estrés o depresión que te afecta.

El ejercicio físico también suele formar parte del tratamiento contra el síndrome tensional, ya que mejora la elasticidad del músculo y lo fortalece.

Dependiendo de la gravedad de la contractura, es posible que debas acudir con un fisioterapeuta. Las bolsas de calor también ayudan a aliviar el dolor.

Un zumbido o pitido en los oídos, conocido también como tinnitus o acúfenos, es uno de los síntomas más comunes del síndrome tensional, y deberás atenderlo con un otorrino.

El síndrome tensional también puede afectar a la audición

Este realizará las pruebas auditivas necesarias y descartará cualquier otra patología que podría estar afectando el oído.



Preguntas frecuentes

¿Cómo saber si tengo síndrome tensional?

Los acúfenos o zumbidos en los oídos son el síntoma más común del síndrome tensional, seguido de un dolor de cabeza. Lo mejor es acudir a un centro especializado en audición donde puedan evaluarte y diagnosticar la causa del problema auditivo.

¿Cómo curar un síndrome tensional?

La adopción de buenos hábitos es la mejor cura para el síndrome tensional; realizar ejercicio, cambiar de colchón, los masajes descontracturantes y la aplicación de calor son todos tratamientos efectivos. También podrías necesitar un terapeuta, si el síndrome se debe al estrés o la depresión.

Deja un comentario