¿Cuál es la diferencia entre hipoacusia y sordera?

La palabra más conocida para referirse a una pérdida auditiva, en cualquier grado, es sordera. Normalmente consideramos que la pérdida auditiva es sinónimo de sordera; sin embargo, esta generalización es errónea, pues la sordera es la pérdida auditiva profunda, mientras que la hipoacusia a una leve o moderada.

Por tanto, podemos considerar que la principal diferencia entre ambos términos es el grado de pérdida auditiva al que se refieren. A continuación veremos los indicios, causas y tratamientos posibles.

Diferencias entre hipoacusia y sordera

Al ser parte de una escala de pérdida auditiva, ambos términos comparten características que se presentan de forma más pronunciada en el caso de la sordera. 

Indicios de hipoacusia

La hipoacusia es una pérdida leve o moderada de la audición; es decir, aún existen restos auditivos. Se considera que existe hipoacusia cuando se dejan de escuchar los sonidos entre los 20 y los 70 decibelios (dB). Cuanto más decibelios tenga el sonido que se deja de escuchar, más grave será la pérdida. 

Diferencias entre hipoacusia y sordera

Las características de la hipoacusia son:

  • Dificultad para escuchar los sonidos más agudos.
  • Problemas para entender conversaciones lejanas o para escuchar a otra persona en un entorno con mucho ruido. 
  • Conforme se va perdiendo la audición, aparecen problemas de comprensión debido a que no pueden distinguirse claramente los fonemas.

Indicios de sordera

Se considera que existe sordera cuando no se escuchan sonidos por debajo de los 40 dB. Los principales indicios de la sordera son:

  • Resulta difícil participar en conversaciones y realizar actividades cotidianas, como ver la televisión o escuchar música. 
  • Poco a poco se dejan de escuchar todos los sonidos del entorno, excepto aquellos ruidos fuertes como un claxon o una ambulancia.
  • Solo se pueden distinguir sonidos intensos, por encima de los 70 dB.

Tipos de hipoacusia y sordera 

Los diferentes tipos de hipoacusia y sordera pueden clasificarse en función del grado de pérdida, de la causa y del origen del problema. A continuación veremos cuál es la diferencia entre hipoacusia y sordera, teniendo en cuenta estos factores.  

En función del grado de pérdida

  • Leve. La capacidad de audición se da entre los 20 dB y 40 dB es la más habitual debido al envejecimiento de las células, produciendo presbiacusia, impide escuchar correctamente algunos sonidos agudos.
  • Moderada. La pérdida se encuentra entre los 40 dB y los 70 dB, e impide escuchar una conversación correctamente. En este punto empezamos a hablar de hipoacusia.
  • Aguda. La pérdida se encuentra por encima de los 70 dB, y ya se considera sordera. 

En función del origen de la pérdida

La pérdida auditiva puede tener diferentes causas:

  • Lesiones. En ocasiones un golpe o traumatismo puede producir una lesión en el oído externo o medio.
  • Infección. Algunas infecciones pueden afectar al oído, provocando una pérdida total o parcial de la audición.
  • Medicamentos ototóxicos. Algunos medicamentos, como ciertos antibióticos y tratamientos contra el cáncer, pueden provocar una pérdida auditiva. 
  • Exposición prolongada al ruido. Trabajos que exigen alto volumen, o lugares en los que se producen ruidos fuertes de forma continuada, pueden provocar pérdida de audición progresiva.
  • Hereditaria. Existen genes que pueden generar sordera de nacimiento o aparecer de forma tardía.
  • Presbiacusia. Conforme avanza la edad se pierde audición por el envejecimiento de las células del oído.

En función de la parte del oído afectada

Diferencias entre hipoacusia y sordera
  • Pérdida neurosensorial. En este caso la lesión se encuentra en el oído interno, concretamente en el sistema nervioso, que convierte y transmite los impulsos auditivos al cerebro.
  • Pérdida conductiva. Cuando la pérdida es conductiva el problema se ubica en el oído externo o medio. Una lesión puede impedir que el sonido llegue al oído interno correctamente.
  • Pérdida mixta. Se puede dar que existan ambos problemas, en ocasiones una pérdida conductiva puede desencadenar en una neurosensorial.

¿Cómo se trata la hipoacusia?

La mejor forma de tratar la hipoacusia es mediante el uso de audífonos, ya sea sistema cros o bicros. Estas prótesis externas se adaptan a la anatomía y grado de pérdida del usuario, teniendo en cuenta que encajen con las necesidades y preferencias de cada uno.

¿Cómo se trata la sordera?

En algunos casos se puede corregir la pérdida auditiva profunda mediante el uso de audífonos; sin embargo, no siempre es posible. Como alternativa y según la recomendación del especialista, puede recurrirse a alternativas quirúrgicas, como el implante coclear. 


Preguntas frecuentes sobre las diferencias entre hipoacusia y sordera

¿Cómo se pueden prevenir la hipoacusia y la sordera?

Dependiendo de la afección se puede retrasar la evolución de la hipoacusia para que no llegue a sordera. La prevención de la hipoacusia o sordera pasa por una correcta higiene auditiva y evitar la exposición prolongada a sonidos fuertes.

¿Existe discapacidad por hipoacusia y sordera?

En función de la gravedad de la pérdida auditiva se puede determinar algún grado de discapacidad por hipoacusia o sordera.

¿Qué es el umbral auditivo?

El umbral auditivo es el nivel a partir del cual se comienza a percibir un sonido. Esto se puede registrar mediante un audiograma realizado por el audiólogo, que refleja los resultados de las pruebas que se realizan en los centros auditivos.

Deja un comentario